Publicidad

Gareth Bale tuvo que socorrer a Cristiano Ronaldo el sábado, quien jugó a media máquina ante el Atlético y aún así le pesó el partido.

Publicidad