Publicidad

Mundial Brasil 2014

El turco Cuneyt Cakir pitará la semifinal entre Argentina y Holanda

Será el tercer partido que el colegiado de 37 años dirige en el torneo.

Río de Janeiro, Brasil

El turco Cuneyt Cakir fue designado como el árbitro de la semifinal que Argentina y Holanda disputarán el miércoles en la Copa del Mundo Brasil 2014, informó la FIFA.

Será el tercer partido que el colegiado de 37 años dirige en el torneo. Le tocó pitar en los duelos Brasil-México y Argelia-Rusia por la fase de grupos.

Cakir empezó su trayectoria internacional como árbitro en 2006 y fue seleccionado para la Eurocopa 2012.

Es el segundo árbitro turco en los mundiales, luego que Dogan Babacan participó en la edición de Alemania 1974.

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.