Publicidad

Delantero Mauricio Pinilla se tatuó el momento en que estrelló el balón en el palo ante Brasil.

Publicidad