Publicidad

Gonzalo Jara envia el balón al fondo de su propio marco ante la marca de David Luiz, y la mirada del portero Claudio Bravo.

Publicidad