Publicidad

Jerome Valcke (derecha), secretario general de la FIFA, inspeccionó este lunes el estadio Beira Río de Porto Alegre.

Publicidad