Publicidad

Sami Khedira no jugó en la final del Mundial y tuvo un mal rendimiento en la de la Champions League con el Real Madrid, pero en ambas salió campeón.

Publicidad