Publicidad

Louis Van Gaal (izq.) habla con el delantero holandés Robin Van Persie durante el entrenamiento de este martes Sao Paulo, Brasil.

Publicidad