Publicidad

Messi observa el balón Bazuka, que se utlizará durante el Mundial de Brasil 2014.

Publicidad