Publicidad

Mesut Ozil celebra el segundo gol de Alemania ante Argelia, que le dio el pase a los cuartos de final del Mundial.

Publicidad