Publicidad

Michael Bradley, volante de la selección de Estados Unidos, prueba este jueves el estado de la cancha del estadio Arena Pernambuco en Recife, donde se enfrentará a Alemania en el Mundial de Brasil 2014.

Publicidad