Publicidad

Michal Bilek durante el partido que perdió República Checa ante Italia en la eliminatoria hacia Brasil 2014.

Publicidad