Publicidad

El defensor colombiano Pablo Armero (der.) lucha el balón con el delantero Fakhreddine Ben Youssef  durante un juego amistoso.

Publicidad