Publicidad

Arjen Roben recibe una falta de Thiago Silva que significó el primer gol de Holanda ante Brasil, por la vía del penal.

Publicidad