Publicidad

Romelu Lukaku (izq.) celebra su gol junto a Daniel van Buyten, en el partido ante Estados Unidos.

Publicidad