Publicidad

Daniel Sturridge (der.) celebra su gol contra Dinamarca. Atrás el capitán de Inglaterra, Steven Gerrard.

Publicidad