Publicidad

Brasil y Croacia inauguraron el Mundial en el estadio Itaquerao de Sao Paulo, un reducto que quedó listo justo para que se iniciara la competición.

Publicidad