Publicidad

Protestantes levantan una pancarta durante una marcha pacífica contra el Mundial celebrada en Río de Janeiro.

Publicidad