Publicidad

Bradley Johnson, volante del Norwich, despeja un balón pretendido por Steve Sidwell durante el partido de este jueves que ganó Fulham, 1-2 en calidad de visita.

Publicidad