Publicidad

El jugador del Manchester City, Samir Nasri (izquierda), ante la marca de Jack Cork (derecha), del  Southampton.

Publicidad