Publicidad

Mesut Ozil (izq.) del Arsenal celebra su gol ante el Hull City con su compañero Nacho Monreal.

Publicidad