Publicidad

Roberto Soldado celebra con sus compañeros del Tottenham el gol que les dio el triunfo ante el Crystal Palace.

Publicidad