Publicidad

Robin van Persie celebra junto a Wayne Rooney el gol que anotó el primero ante el Arsenal.

Publicidad