Publicidad

Sergio Agüero celebra una de sus cuatro anotaciones en el triunfo del Manchester City sobre el Tottenham.

Publicidad