Publicidad

Más Deportes

Albert Roca, capitán del equipo sueco Thule: ‘Extraño a mis niños’

El español Albert Roca, capitán del equipo sueco Thule que lidera el mundial, piensa en sus hijos y esposa.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Conforme avanzan los días en el Mundial de Aventura la parte psicológica juega un papel trascendental en la competencia.

El español Albert Roca, integrante del equipo líder sueco Thule, quiso llevar muy cerca de su corazón a su familia y por eso se dibujó en su chaleco de competencia las cabezas de sus hijos, Arnau y Nill y su esposa Leslie.

Concentrado en armar su bicicleta en Sierpe para comenzar la siguiente sección hacia San Gerardo de Rivas, el europeo dejó las herramientas de lado un momento, para expresar el sufrimiento que se vive a distancia de sus seres más queridos.

“Extraño mucho a mis niños y mi mujer. Los llevo en el corazón”, dijo Roca.

“Me alienta mucho tenerlos presente, pero más estar a su lado, por eso no pienso mucho en ellos cuando estoy en competencia, pero también sé que a ellos les encanta lo que hago y por eso tengo muchas ganas de ganar”, agregó el europeo de 30 años.

Poco a poco los kilómetros se van consumiendo y las caras de los competidores lo reflejan, es entonces donde el lado humano comienza a relucir ante el cansancio de la extenuante prueba multideportiva.

Thule al liderato

Albert junto a sus compañeros tomaron una ventaja de dos horas en los manglares de Sierpe, un verdadero laberinto, donde sortearon mejor que los campeones del mundo, los neozelandeses de Seagate, quienes cedieron terreno y terminaron la sección de terceros, después de los otros suecos, Haglöfs Silva.

Una carrera que depara líderes diferentes todos los días y en la cual todavía no se llega a su 50 por ciento de distancia (815 km).

Anoche al cierre de edición, Seagate iba a la caza de Thule en ciclismo de montaña, buscando San Gerardo de Rivas.

El cerro Chirripó ya se asoma en el Mundial

Después de la transición cuatro en Sierpe de Osa, la caravana mundialista se dirige hacia San Gerardo de Rivas, de Pérez Zeledón, y con ello al tramo cinco antes de subir al temido cerro Chirripó.

Antes de la caminata en este parque nacional, los competidores tendrán una parada obligatoria de cuatro horas que incluye chequeo médico, según lo estipulado por la organización.

Se tiene estimado que los equipos pasen el cerro (92 km) con un tiempo de 35 horas aproximadamente y según los mismos atletas a partir de ahí se tendrá un pronóstico más claro de los favoritos.

“Ya en el cerro todo va a estar más claro, se puede hablar de horas de retrasos en un mal cálculo y todo puede cambiar”, comentó Alexánder Baker, director de carrera.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.