Publicidad

Alberto Gilardino (11) festeja al finalizar el partido, mientras que un futbolista de la Roma se lamenta sobre el césped.  | /FOTO: AFP

Publicidad