Publicidad

 Alexander Villegas recibe la pelota  mientras su compañero Federico Romero observa atento la jugada, ayer en Ciudad Colón.  | /FOTO: JOSÉ RIVERA

Publicidad