Publicidad

Erick Arguedas (derecha), en el instante en que inicia la maniobra para ganarle el pulso a Germán Gutiérrez y arrebatarle un invicto de 11 años como Súper Campeón. | /FOTO: RODOLFO MARTÍN

Publicidad