Publicidad

 ISCO (BLANCO) PELEA EL BALÓN CON SHAUN MCDONALD, EN EL ESTADIO GOLDSANDS./FOTO: AP

Publicidad