Publicidad

El presidente del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge, durante la sesión del COI en Buenos Aires (Argentina).

Publicidad