Publicidad

Marco Ureña lucha un balón con el defensor paraguayo Cristian Riveros.  | /FOTO: JOSÉ RIVERA

Publicidad