Publicidad

El fisioterapeuta del Everton, Richie Porter, le da un masaje a Oviedo como parte de la terapia, ayer en el hotel Baldi, en La Fortuna.   |  CARLOS BORBÓN

Publicidad