Publicidad

Guillerme Farinha y su asistente Josef Miso durante el juego ante la Liga, hace una semana. | /FOTO: MEILYN AGUILERA

Publicidad