Publicidad

Redefinición del delantero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Entre los reparos que se le hacen a La Liga, más puntualmente a su director técnico, es que sus delanteros no hacían goles. ¿Y esto qué importa? Gana un partido el equipo que más goles marque, punto. ¿Valen menos los goles de un volante, un defensa o un arquero que los de un delantero? La función de un delantero no es únicamente disparar. Bien puede consistir en atraer marca, y con ello liberar la llegada de otros compañeros, que, sumándose al ataque desde atrás, sorprenden a la defensa, demasiado afanada vigilando a los hombres supuestamente encargados de abombar los cordeles.

Así, hay delanteros que, más que goleadores, son magnetos para las defensas, captan a sus marcadores, y posibilitan la subida de piezas libres de custodia. En la “Naranja mecánica” de 1974, ¿quiénes hacían los goles? ¡No ciertamente Rep, el puntero, sino Neeskens, Cruyff, Rensenbrink: defensas o mediocampistas! Y en la Francia campeona mundial en 1998, los delanteros “oficiales” pasaron inadvertidos: ¿quiénes anotaron? Zidane, Blanc, Thuram: volantes o defensas.

El reciente campeonato nacional vio, en efecto, mermar al delantero nato, el ariete, el punta de lanza, el hombre especializado en anotar goles y nada más que eso. Lagos, con 18 dianas, y Cooper, con 10, fueron quienes más cerca estuvieron de este espécimen -en vías de extinción en el futbol moderno-. ¡Muy poco, comparado con los 44 de Daniels, los 41 de Ciccia, los 29 de Saénz, los 28 de Arguedas, los 26 de Hilario: y eso en una época en la que se jugaban menos partidos por torneo!

Eso no significa que ya no haya buenos delanteros: significa que se les asigna un rol diferente. Es lo que hacía Jairzinho en 1970: mientras los defensas se cernían sobre él, esperando las más inimaginables maniobras, Pelé, Tostao, Rivelino y hasta el defensa Carlos Alberto, se proyectaban a sus anchas. El centro delantero ha sido redefinido: no es ya sólo un implacable torpedero: es el posibilitador de las subidas de sus compañeros.

No por marcar menos goles, ha devenido menos importante. Su importancia es ahora más bien de orden estratégico, eso es todo. Fontaine no marcó 13 goles en Suecia 1958 porque fuese mejor que Cruyff, autor de 3 en Alemania 1974, sino porque no tenía otra función que estar ahí, en las barbas del portero, mandando al fondo de la red cuanta bola quedaba suelta. La polifuncionalidad implica un tipo de jugador no especializado, capaz de cumplir con diversos roles: es lo propio del futbol moderno. La Liga ganó porque fue el equipo que mejor practicó esta dinámica. Pésele a quien le pese.


  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.