Publicidad

 Laurens visiblemente afectado abordó un taxi rumbo a su casa, ayer en el Hospital San Juan de Dios.   | /FOTO: RAFAEL PACHECO

Publicidad