Publicidad

Magníficos

Ni Messi ni Ronaldo: ¡El mar!

Mi cancha preferida: la de arena... rocas, conchas y coral.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Mi equipo del alma (el que más me alegra y relaja): Ninguno de los llamados “grandes”, sino ese donde siempre alinean Sámara, Puerto Viejo, Jacó, Cahuita, Conchal, Manzanillo, Manuel Antonio, Portete, San Juanillo, Tortuguero y Dominical. Y en la banca: Puntarenas, Hermosa, Bonita y Zancudo. Directores técnicos: Pacífico y Atlántico; asistentes: Malpaís, Montezuma y Santa Teresa de Cóbano.

Mi uniforme favorito: Ni rojinegro, morado, rojiamarillo o azul. Más bien sandalias de cuero, pantaloneta holgada, camiseta fresca y estampada con algún diseño ecológico, gorra de tela con la inscripción “Pura vida” y una buena dosis de bloqueador solar.

Mi estadio predilecto: Ni el Lito Pérez ni el Juan Gobán... aquel donde la gradería de sombra es una hilera de almendros frondosos; platea, una silla de playa; palco, una hamaca atada a dos ramas, y sol, una banca de arena ubicada en el punto adonde arriba la última espuma de las olas.

Mi cancha preferida: ni de césped ni de gramilla sintética, sino de arena... rocas, conchas y coral molidos por el paciente mazo de las olas. Alfombra caliente donde las mujeres se broncean, los niños construyen castillos y los caminantes imprimen sus huellas.

Mi barra número uno: para nada la Ultra, la Doce o la Garra. Me quedo con la conformada por cangrejos correlones y escurridizos, pelicanos que se mecen al ritmo de la marea, gaviotas pescadoras, jureles, pargos y corvinas que saltan más allá de donde empiezan a formarse las olas, ermitaños que se esconden en conchas y caracoles, y congos que alegran el ambiente con su comparsa de gritos.

Mis locutores favoritos: ¿Mario McGregor, Cristian Mora o Pilo Obando? Respeto el trabajo de todos ellos, pero me seducen más la ola, con su voz de espuma efervescente; la brisa marina, con su tono de ecos de golfos y bahías, y los motores fuera de borda, con su modulación de muelles y acantilados. También las voces de pescadores de piel tostada y manos encallecidas, y los susurros de los caracoles.

Mi equipo arbitral predilecto en este escenario: Ni Wálter Quesada ni Henry Bejarano... aquel integrado por la aurora, que marca el inicio del primer tiempo; el medio día, que señala la hora del descanso, y el ocaso que pita el final del partido. Está, además, la noche, que se encarga de los tiempos extras y los penales.

Mi deporte preferido: el mar cuando el estrés amenaza con golearme, dejarme fuera de juego u olvidarse del Fair Play.

Mi cancha preferida: la de arena... rocas, conchas y coral

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.