Publicidad

Mourinho (izquierda) y Vilanova se saludaron antes del partido de vuelta de la Súper Copa de España, el 29 de agosto en el Santiago Bernabéu.  | /FOTO: ARCHIVO

Publicidad