Publicidad

 Méndez no oculta su dolor  ayer durante la terapia que le realizó Carlos Pulido en la clínica Pulyterapias en Rohrmoser. | /FOTO: CARLOS BORBÓN

Publicidad