Publicidad

 Rodríguez y Garita ayer en la apretadísima llegada a la meta, en la playa de Puntarenas.  /Foto: Alexander Otárola

Publicidad