Publicidad

Pablo Salazar y Rudy Dawson (blanco) en plena disputa de un balón el domingo.   | /FOTO: JEFFREY ARGUEDAS

Publicidad