Publicidad

Pablo Salazar no le dio mayores libertades al delantero manudo Jerry Palacios, quien estuvo bien vigilado por  la zaga florense.. | /FOTO: CARLOS BORBÓN

Publicidad