Publicidad

 La banca de Saprissa, entre ellos Badilla (centro) se mostró  desesperada ayer tras la derrota.  | /FOTO: CARLOS BORBÓN.

Publicidad