Publicidad

James Stanley, ayer por la tarde en la bolera en Ponce, Puerto Rico. | /FOTO: MAURICIO MURILLO

Publicidad