Publicidad

Mirko Vucinic (izq.) y Leonardo Bonucci (der.) lucieron desanimados el martes pasado, tras la derrota ante el Bayern Múnich. /Foto: AP

Publicidad