Publicidad

El 4 de noviembre de 1989, el piloto brasileño Ayrton Senna, en un McLaren Honda, se pone una máscara resistente al fuego antes de salir a practicar para el Gran Premio de Australia.

Publicidad