Publicidad

Fórmula Uno

Alain Prost: ‘Está claro que hubo un error’ en el accidente

El cuatro veces campeón de la Fórmula 1, alzó la voz y denunció la falta de organización en el Gran Premio de Japón, donde Jules Bianchi se chocó contra una grúa y su estado es muy grave.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Redacción

El grave accidente del piloto francés Jules Bianchi durante el Gran Premio de Japón, el pasado domingo, fue catalogado como un “verdadero error”, por parte del cuatro veces campeón del mundo de Fórmula 1, Alain Prost.

El piloto de 25 años del equipo Marussia fue víctima de una serie de circunstancias desgraciadas que desembocó en un dramático accidente, cuando su monoplaza chocó contra una grúa que trataba de sacar de la pista a otro monoplaza accidentado (Adrián Sutil de Sauber) en el circuito de Suzuka y que ha provocado un nuevo debate sobre la seguridad en la disciplina reina de los motores.

La entrada de la grúa sin la presencia del auto de seguridad es totalmente inaceptable. Se trata de un verdadero error que no se puede volver a cometer”, dijo Prost en la radio Europe 1.

Hay un error, eso está claro. Simplemente debemos denunciarlo. Tengo todavía una pequeña duda: ¿Quién debía tomar la decisión, la dirección de carrera o los comisarios que estaban en la curva? Se tenía que haber tomado una decisión cuando se salió el monoplaza de Sutil", continuó el antiguo corredor.

Prost también se refirió a los vídeos del accidente que se han emitido: “ Vemos a un comisario de pista agitar la bandera verde detrás de la grúa, normalmente esto da vía libre a los pilotos. Debería haber estado al menos 100 metros más lejos, esto es un error del comisario”.

La proximidad del tifón Phanfone provocó que el GP de Japón se disputase bajo unas pésimas condiciones meteorológicas que obligaron a largas fases con el ‘safety car’, tres reanudaciones de la prueba y un final abrupto sin cruzar la línea de meta.

La telemetría desveló que Bianchi perdió el control de su monoplaza Marussia en la curva 7 del trazado cuando iba a una velocidad de 210 km/h.

En lluvia no debería haber nunca un vehículo de rescate sin el coche de seguridad en la pista”, comentó el español Carlos Sainz, dos veces campeón del mundo de rally.

Piloto fue operado

El francés Jules Bianchi se mantiene en un estado “ crítico, pero estable” en el hospital de Yokkaichi, donde ya puede contar con el apoyo de sus padres, quienes llegaron desde ayer tras un largo viaje.

Según declaró el padre del corredor a la televisión France 3, Bianchi fue operado de un traumatismo craneoencefálico y su situación es grave.

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) informó poco después por medio de su vocero Matteo Bonciani que Gerard Saillant, presidente de la comisión médica de la FIA que supervisó el tratamiento de Michael Schumacher mientras el alemán estuvo en coma, también viajó a Japón.

“Compréndanlo bien, es muy, muy grave (su estado de salud)”, declaró Matteo Bonciani, muy emocionado por su estrecha relación con Bianchi, ante los periodistas que están reunidos alrededor del centro médico japonés.

Bianchi disputaba su carrera número 34 y es procedente del programa de pilotos de Ferrari, el francés corría para Marussia desde la temporada pasada.

“Lo mismo pasó años atrás. Es cuestión de la presión que ejercen los medios y la televisión. Creo que la FIA ha hecho todo lo que ha podido. Nadie podía prever que ocurriese algo así. Ahora tenemos que aprender y evitar que vuelva a pasar”, dijo Vettel preguntado sobre si la FIA debía haber suspendido la carrera por el mal tiempo.

Accidentes que marcaron la F1

1950-1960. 500 millas de Indianápolis. El óvalo de asfalto fue parte del campeonato de F1 por una década y cobró un total de ocho accidentes mortales. De las ocho seis fueron para pilotos del equipo Kurtis Kraft.

1976. Gran Premio de Alemania. Durante la segunda vuelta, Niki Lauda se salió de la trayectoria, colisionó contra las barreras y rebotó contra las piedras para finalmente incendiarse. Su historia fue retratada en un filme.

1977. Gran Premio de Sudáfrica. Catalogado como el más terrible accidente en la F1, le costó la vida a Tom Pryce y un joven comisario de pista, quien murió en el accidente después de que Pryce lo impactara a gran velocidad.

1982. Gran Premio de Bélgica. Gilles Villeneuve chocó a una velocidad de 225 km/h y fue lanzado al aire por más de 100 m antes de tocar tierra. Su hijo, Jacques Villeneuve se proclamó campeón del mundo en 1997.

1994. Gran Premio de San Marino. La última muerte en la F1 fue la del brasileño Ayrton Senna, luego de serias heridas en el cráneo tras un choque. Un día antes, el austríaco Roland Ratzenberger, falleció durante la clasificación.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad

Blogs

Publicidad


Pelé está grave

Infección urinaria tiene al astro en cuidados especiales

Leandro Castán será operado del cerebro

Defensor será operado por una malformación congénita y un edema.

La F1 y su nueva monarca

La pareja de Lewis Hamilton, nuevo campeón mundial, deslumbró en el Gran Premio celebrado en Abu Dhabi.

Higuaín quiere consolar a Zaira

La modelo argentina recién terminó su noviazgo de tres años con el tenista Juan Mónaco. Y el “Pipita” la pretende.

Allen Iverson, la piedra en las tenis de Nike

Exjugador vetó un tributo indirecto hacia él, porque Reebok es su patrocinador.

Las calamidades de David ‘Calamity’ James

David James, quien fuera portero de Inglaterra, está en la quiebra.

Batman versus el Valencia

Para DC Comics, el renovado logo del club ché se parece mucho al del encapotado.

Comida caribeña con sello de Nery Brenes

El velocista y su esposa abrieron un restaurante en Heredia.

Floyd Mayweather vive rodeado de excesos y desnudistas

El boxeador vive jornadas desenfrenadas: jets privados, autos de lujo, nudistas...

Hijo de Pelé está en la cárcel

El exarquero y asistente técnico del Santos fue detenido ayer por la policía de Brasil y enfrenta condena de 33 años.