Publicidad

Nico Rosberg celebró en grande y realizó la misma proeza que su padre hace 30 años.

Publicidad