Publicidad

Nuestra Divina Comedia

Miguel Calderón, Antes de los 17 su vida giró alrededor de una pelota. Un buen consejo de sus padres interrumpió su sueño de ser futbolista. Cree que Messi es mejor que Cristiano Ronaldo.

ir a la lista de Blogs

Portland me sorprendió en todos los sentidos. Es una ciudad en la que cualquier persona desearía vivir.

Adiós Portland… ¡Hola Salt Lake City!

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Atrás quedó Portland. Atrás quedaron los cubanos. Atrás quedó el estadio Yeld Wen Field, la impresionante joya deportiva de los Timbers.

Atrás quedó la bella “ciudad verde” de la que se jactan los ciudadanos de Oregon. La misma ciudad que tiene la mayor cantidad de cervecerías que cualquier otra ciudad en el mundo. De la cerveza que se consume en Oregon, 11% es artesanal, elaborada en el estado. Portland es la misma en la que la famosa serie de “Los Simpson” se construyó, pues su creador pasó su infancia en ella…

También conocida como la Ciudad de las Rosas, es una de las capitales más habitables de los Estados Unidos. Desde sus majestuosas, cultura sin límite, restaurantes.

En el camino queda Portland…también en mi memoria.

Portland me sorprendió en todos los sentidos. Es una ciudad en la que cualquier persona desearía vivir. Rodeada de vegetación, ordenada, de grandes autopistas, de gente amable y de paso, de un 3-0 ante Cuba.

La primera sede de la Sele en la Copa Oro me dejó boquiabierto por su belleza y ciudad de primer nivel.

¿Y sus mujeres? Ufff. Las gringas de Portland y esos pantalones cortos… ¡Ay Dios!

En Portland vimos pocos ticos, incluso pocos mexicanos. La colonia de costarricenses acá no es muy grande, alcanza los 400 coterráneos, muchos de ellos hasta con 20 años de vivir en la zona.

Me dejó curiosidades como por ejemplo que un policía te persiga y te pare por no poner el direccional para doblar.

Del Jeld Wen Field, sobran las palabras. Majestuoso, anteriormente utilizado para béisbol, ahora es el centro de espectáculo más llamativo de Portland.

Ahora hago una ligera vuelta a la derecha (a modo de GPS) y me voy para Salt Lake City. Nuestro próximo destino debe traer consigo una victoria ante Belice.

Nos vamos para Utah, la ciudad de los mormones, la tierra que adoptó al atacante nacional Álvaro Saborío. Tierra de montañas. De templos. De futbol.

El sábado es ante Belice el estadio Río Tinto, un escenario en donde el capitán tricolor ya está cansado de hacer goles.

De momento iré por un café... Ya casi vuelvo. Espero no me digan nada los mormones.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One: