Publicidad

Nuestra Divina Comedia

Miguel Calderón, Antes de los 17 su vida giró alrededor de una pelota. Un buen consejo de sus padres interrumpió su sueño de ser futbolista. Cree que Messi es mejor que Cristiano Ronaldo.

ir a la lista de Blogs

Eliminatoria

A los gringos había que meterlos al Saprissa

Recobro mis criterios en la Divina Comedia.

Sí, perdón. Desde la final nacional entre Cartaginés y Herediano los tenía abandonados por acá. Pero vuelvo con tema de la Selección, de los gringos y de la hexagonal.

¿Ya tenemos medio boleto? ¿El Nacional o Saprissa? ¿Se ganó Pinto a la afición tica?

Vamos por partes.

Me gustó que Bryan Ruiz apareció cuando la Tricolor más lo necesitaba.

Me gustó como Joel Campbell mareó y dejó como locos a los panameños en la segunda parte del juego del martes.

Me gustó la muralla Umaña-Pipo González en la defensa.

Me encantó que la Sele dio un paso enorme.

Con 11 puntos y en el segundo lugar de la tabla, Brasil parece estar cerca.

A no ser que pase algo fuera de lo normal, la escuadra de Jorge Luis Pinto puede ir reservando el tiquete aéreo a Río de Janeiro.

Estamos muy cerca, dos triunfos en setiembre y una derrota hondureña en México nos pone dentro de la palestra internacional.

El Estadio Nacional se ha convertido en nuestra casa. La Sele al fin aprendió a respetar su casa. En esta eliminatoria somos imbatibles en nuestro campo.

¡Pero! No comparto la decisión de la Federación de llevar a Estados Unidos a La Sabana.

Los gringos se mueren de miedo cuando van a Tibás. Siete veces han venido y siete veces han perdido. Nunca han sacado un solo punto en el estadio Saprissa y ese escenario les pesa. Había que aprovecharlo. ¿No creen?

Ya en Saprissa afirmaron que los arreglos estarán listos para agosto. 15 días antes de que se juegue el partido ante los norteamericanos (6 de setiembre).

Estoy de acuerdo a que el Nacional es nuestra nueva fortaleza. La Sele juega bien ahí, la afición se hace sentir pero como en la Cueva jamás.

A los gringos había que meterlos ahí, las estadísticas lo demuestran. He dicho.

Por otra parte, hay que darle mérito a quien se lo merece.

Aplaudo la labor del técnico Jorge Luis Pinto, quien a mi gusto ha tapado muchas bocas (la mía) luego del arranque tambaleante ante Panamá en el Rommel Fernández.

Pinto ha conformado un equipo competitivo, seguro en defensa y explosivo en ataque. Capaz de empatarle a México en el mítico Azteca.

Veo a la Sele fuerte, sólida y unida. Con medio pie en el avión que lleva a Brasil, pero con importantes escalas en Estados Unidos y Jamaica.