Publicidad

Nuestra Divina Comedia

Miguel Calderón, Antes de los 17 su vida giró alrededor de una pelota. Un buen consejo de sus padres interrumpió su sueño de ser futbolista. Cree que Messi es mejor que Cristiano Ronaldo.

ir a la lista de Blogs

Futbol nacional

Semana de convulsión: David Ramírez, Mauricio Montero y la bienvenida a los gringos

FOTO: Archivo

La salida del "Chunche", la polémica celebración de David Ramírez, el espaldazo del gobierno a la Selección de Estados Unidos... ¡Ha sido una semana de convulsión en nuestro balompié!

Empezando apenas la rutina semanal, la directiva de la Liga puso la noticia sobre la mesa (la que anunció horas antes Al Día): Mauricio Montero, el ídolo del liguismo, el emblemático defensor quedó fuera del banquillo rojinegro. La noticia levantó los intereses hasta del menos fiebre, hasta del más morado.

Manudos, saprissistas, heredianos, cartagos, no importó el color. Fue la noticia más comentada y hasta sufrida.

El país entero (o al menos la mayoría) se puso a las órdenes del "Chunche", con mensajes positivos y repudios contra la dirigencia comandada por el presidente más ético y moral del país.

Hacer a un lado a un hombre de estirpe, tanto dentro como fuera de la cancha, fue un desacierto.

Por otro lado, en la acera del frente, que disfrutan de las mieles que da un liderato general, tampoco se salvan de la controversia: su joven delantero, su novel y emergente atacante lanzó un madrazo en su celebración ante Limón que generó el enojo de hasta los mismos saprissistas.

David Ramírez fue suspendido con tres juegos. Ojalá le sirva de lección, que aprenda de sus errores (tres en un mes: la expulsión ante Carmelita, la exigencia de un mejor contrato y el "Hablen hijuepu..." en el Juan Gobán). Talento tiene y de sobra pero así no llegará muy lejos.

Por último, hay que comentar lo de los gringos. Es acertada la decisión del gobierno de pagarle con la misma moneda a la Selección de Estados Unidos a su llegada al país. Así es: nada de preferencias. ¡Esos gringos deben pagar! La nevada no se olvida.

Que no me vengan con cuentos de que mejor pagarles en la cancha. ¿Y afuera tratarlos como reyes? No, no. Que sientan un ambiente hostil. Como se vive en Honduras y Panamá.

Y como dijo un compañero de la redacción: estaría bueno llevarlos horas antes del partido a dar un pase por San José en la hora pico.