Publicidad

Del cielo al infierno

Pero el futbol, terranal al fin y al cabo, tenía un árbitro de carne y hueso.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

El Barça no bajó del cielo; pero el Real Madrid, subió al estadio celestial. Y ahí, a la vista de ángeles, arcángeles, querubines y aficionados mortales como usted y yo, jugaron con las emociones del mundo, llevándonos del borde del sillón al borde de la euforia, al borde del lamento, al borde del “madrazo” (qué digo al borde).

Ángel Di María por fin hacía honor a su nombre, Benzema recuperaba su aureola, Messi mostraba que sus tacos alados aún son capaces de marcar diferencia... Los cambios en el marcador (0-1, 1-1, 2-1, 2-2...) retaban la inmediatez del “.com”.

Pero el futbol, terranal al fin y al cabo, tenía un árbitro de carne y hueso. “Errare humanum est”, titularía el periódico del cielo. Falló en tres penales y una expulsión, elevando la temperatura al torneo.

Ahora, con el Barça de nuevo vivo, el Real herido y el Atlético negándose a flaquear, el resto se jugará al borde del infierno.



  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad